Si sabemos guardar el estado de concentración obtenido mediante la práctica de zazen en la acciones de la vida cotidiana, descubriremos que la vida merece ser vivida.
 
Maestro Dogen (S.XIII)   
 

 

Powered by Drupal - Design by Dojo Zen Barcelona